Si J.K. Rowling, autora de Harry Potter, hubiese necesitado niños y niñas en los que inspirarse para sus libros, con total seguridad nuestros alumnos y alumnas de 5º y 6º hubieran sido perfectos. Le habrían demostrado sus conocimientos científico-mágicos con la misma ganas y cariño que a todos los visitantes de la Ciencia en la Calle celebrada ayer. Estuvieron atentos, divertidos y muy comunicativos. Superaron los nervios, algunos superaron sus miedos y con todo el entusiasmo y energía repartieron más de 600 “vasitos” de nuestra nieve mágica.
Nuestros/as niños/as hubieran sido unos alumnos perfectos en Hogwarts, y J.K. Rowling estaría tan orgullosa de ellos como los profes del cole ayer al verlos.
#parecemagiaperoesciencia

Escribe un comentario



Últimas Noticias